¿Te consideras un jefe o un líder?

¿Te consideras un jefe o un líder?

 

Las empresas de todo el mundo buscan cada vez más líderes que jefes al momento de contratar personal, o bien, de ascender a alguno de sus integrantes, ¿por qué crees que será esto?

Para poder entenderlo, necesitamos empezar por definir y entender estos dos conceptos.

Jefe es un término que se utiliza para una persona que se encuentra en el puesto superior de una jerarquía y que tiene las facultades necesarias para mandar a un grupo de subordinados.

Para ser un buen jefe se hace vital contar con una serie de cualidades, entre ellas se encuentra, por ejemplo, el tener capacidad de comunicación. Debe ser conciliador cuando así sea necesario y debe tener la capacidad para saber delegar. Con esas cualidades lo que venimos a dejar patente es que ese individuo tiene que desarrollar una comunicación con sus trabajadores directa, fluida, sincera y respetuosa.

El líder, por otra parte, tiene la facultad de influir en otros sujetos. Su conducta o sus palabras logran incentivar a los miembros de un grupo para que trabajen en conjunto por un objetivo común.

Algunas de las características más importantes de todo líder exitoso son: que sabe escuchar a los demás integrantes de su grupo; que se acerca a cada uno de ellos y se toma el tiempo de conocerlos bien, prestando especial atención a sus necesidades; que no se muestra como un amo todopoderoso, sino que intenta dar un espacio a cada uno, para que todos sientan que forman parte de las decisiones; que sabe aprender de sus errores y que no tiene miedo al cambio, dado que en éste reside el secreto de su continuidad en el rol.

¿Las principales diferencias?

  1. Un líder piensa en las personas como personas. Un jefe prioriza currículums y títulos.
  2. Un líder entiende que si el equipo no está a la altura él es el responsable. Un jefe entiende que, si no está a la altura, el equipo es el responsable.
  3. El líder se esfuerza visualizando el futuro. Un jefe se centra en resultados a corto plazo.
  4. Un líder se entusiasma cuando los miembros de su equipo consiguen grandes cosas. Un jefe se ve amenazado.
  5. Un líder desea ganarse el respeto. Un jefe quiere caer bien.
  6. El líder sabe entender errores y reorientar la situación. Un jefe quiere señalar a quien ha cometido el error.
  7. El líder conoce personalmente a todos sus colaboradores y se interesa genuinamente por sus vidas. El jefe conoce a su equipo de manera despersonalizada.

¿Has notado la diferencia? Mientras que un jefe es una autoridad que delega responsabilidades y dirige a un grupo en sus actividades, un líder está al lado de sus compañeros, los ayuda y los incita a superarse. Un líder trabaja a la par de sus compañeros y no les ordena qué hacer, sino que les aconseja y les explica las razones de las decisiones que toma, es lo que prefieren los dueños de las firmas más importantes.

¿Y tú qué prefieres ser, líder o jefe?

Comparte tus reflexiones dejando un comentario, ¡hasta la próxima! 

Publicación anterior Siguiente publicación

  • Gabriel Navarro Gamiño
Comentarios 0
Deja un comentario
Nombre:*
Correo Electrónico:*
Mensaje: *
* Campos Requeridos
Subir