Comercio electrónico: el siguiente paso para tu empresa

La transacción que implica la compra y/o venta de un producto a través de Internet se le conoce como “Electronic Commerce” o más comúnmente, e-commerce. Esta nueva modalidad ha sido implementada por diversas empresas para abarcar un nuevo tipo de mercado y sobre todo, tener otras formas de pago que les posibiliten las transacciones y evitar las barreras que un negocio fijo pueda tener.

Sin embargo, existen demasiadas implicaciones que se deben de tomar en cuenta al momento de ajustar la operación para darle cabida al comercio electrónico; así como definir si la empresa está lista para poder dar este siguiente paso. Antes de tomar dicha decisión, es importante considerar lo siguiente:

1.- Marca y dominio registrado. Esto facilitará una mejor búsqueda de tu empresa para los internautas, además de que empezarás a crear presencia de marca a través del dominio. Hoy en día puedes tener diferentes competidores pero que tu marca esté registrada en línea puede ser el diferenciador para poder contar con un mayor número de clientes, a diferencia de ellos.

2.- Tecnología y buen desarrollo de tu plataforma digital. Es necesario contar con todas las facilidades que una página web puede ofrecerle al usuario, desde la posibilidad de ver todo el catálogo de productos en línea, métodos de pago y hasta la facturación electrónica, lo cual en la mayoría de casos, llega a ser determinante para que los clientes compren en el sitio o busquen a otro proveedor.

3.- Servicio al cliente. Aunque sea a través de una plataforma en línea, el servicio al cliente sin duda es una de las partes que más se descuida. Tener personal a cargo del seguimiento de las compras es indispensable para ofrecer soluciones eficientes. Las calificaciones que hacen los usuarios respecto al servicio son bastante relevantes a medida que se convierten en el diferenciador para que otros clientes compren o no en tu portal. Una mala reseña en tu sitio es igual de relevante que una queja en la tienda física.

“El comercio electrónico es una realidad en nuestro país que está despegando como una opción de compra que cada vez escogen más los mexicanos. Sin embargo, incursionar en este rubro representa un reto considerable para las empresas, ya que deben tener una organización minuciosa del inventario para poder abastecer los pedidos que se generan en la tienda en línea, además de poder surtir cada uno de ellos en tiempo y forma para garantizar un buen servicio al cliente. Realmente es un tema de control y gestión que no se puede hacer realizar sin la asistencia de un sistema administrativo”, comentó Israel Coto, director de la oficina de Microsip en Ciudad de México.

Con todos los avances tecnológicos que se siguen desarrollando, es importante mantenerse actualizado. Por tal motivo, es necesario verificar si tu empresa cuenta con lo necesario para migrar a un modelo de e-commerce. Antes de entrar el comercio electrónico verifica qué softwares administrativos te podrán ayudar a darle una mejor organización a tu inventario, establecer una tienda en línea y sobre todo, a tener visibilidad de los productos que pedirán tus clientes con la certeza de que podrás garantizar un buen servicio.

 

Publicación anterior

  • Gabriel Navarro Gamiño
Comentarios 0
Deja un comentario
Nombre:*
Correo Electrónico:*
Mensaje: *
* Campos Requeridos
Subir